Tamara de Lempicka

Tamara de Lempicka

English below

Diría que el primer cuadro con el que aluciné fue con “El Nacimiento de Venus” de Botticelli. Os sorprenderá porque no es un cuadro muy colorido ni expresionista; pero en aquellas clases de arte nos explicaron como Botticelli había utilizado una novedosa técnica para dar profundidad, simplemente dibujando la costa en zig zag en la lejanía. Qué sencillo parece, ¿verdad? Pero Botticelli fue uno de los pioneros en transformar las dos dimensiones en tres.

Mi relación con el arte va y viene, siempre me ha gustado disfrutar de la belleza en general y del arte en particular. Pero no siempre he podido acceder al arte fácilmente salvo aquellos años en los que Maggie trabajaba de comisaria (de arte, no de la policía (Arriba las manos)) cuando viajábamos a ver exposiciones y “saraos” varios.

Y hoy descubro con “Estupor y temblores” (ya sé que soy muy pesada, pero tenéis que leerlo) que una de mis pintoras favoritas, Tamara de Lempicka, tenía a Botticelli como referencia. Ya decía yo que el color en “Autorretrato en el Bugatti verde” me recordaba vagamente al del “Nacimiento de Venus”. Porque resulta que las mujeres en los retratos de Tamara de Lempicka son etéreas, sus ropajes flotantes y sus dedos largos, pero no son mujeres estilizadas, sino más bien corpulentas, influencia clara de Botticelli. Lempicka pintaba mujeres de impresión férrea y escultural, gracias a los marcados contrastes de luces y sombras, una pionera del cubismo suave.

Tamara de Lempicka procedía de una familia adinerada, nació en 1989 en Rusia donde residió además de en Londres, París, L.A. y N.Y. hasta acabar sus días en México, donde falleció.

De origen aristocrático saltó a la fama por sus retratos femeninos y desnudos de mujeres, en pleno auge del modernismo y Art Decó. Tamara de Lempicka representó mujeres fuertes e independientes. Mujeres conscientes de su belleza y sensualidad pero libres de su tiranía. Las musas de Tamara siempre tienen esa expresión ajena a su belleza y fuerza.Tamara de Lempicka, como pintora de la alta burguesía, no sólo pintaba mujeres hermosas sino que daba importancia a sus ropajes, a los volúmenes y la volatilidad de las prendas que vestían.

Y aunque “Autorretrato en Bugatti verde” se llame así, tiene una trágica historia detrás ajena a la pintora; fue la bailarina Isadora Duncan quien murió asfixiada al engancharse su pañuelo en la rueda trasera de un Bugatti, y es este el hecho que Tamara pintó.

Tamara defendió la libertad de las mujeres, el ser dueñas de su sexualidad, era abiertamente bisexual y disfrutaba de las fiestas y orgías que se vivían por aquel entonces en la época dorada de Hollywood.

A Tamara, como a muchas, le costó exponer su obra con su verdadero nombre. No fue hasta el año 1925 cuando expuso a cara descubierta, como mujer. Hasta entonces en los catálogos se obviaba que el artista era mujer.

Y confieso que cuando encontré esta falda-pantalón recordé los tonos verdosos de Botticelli y Lempicka, pero lo que verdaderamente me enamoró fue su patrón. Tiene un aire Phoebe Philo en su etapa Céline. Una pieza única que jamás hubiera atribuido a la factoría Inditex. Desde el principio tuve claro que debían acompañarle prendas en tonalidades Lempicka, y nada como los dorados y otros tonos luminosos. El fular no deja de ser mi pequeño homenaje a la trágica muerte de Isadora Duncan.

Recuerdos de una mujer libre de sí misma y de los demás. Apasionada, amante de la belleza y los excesos, una auténtica bonne vivante.

Espero que os guste.

PD: Se prevé una exposición de Tamara de Lempicka para finales de este 2018 en el Palacio de Gaviria (Madrid), en cuanto me entere de las fechas os avisaré en el favoritos del mes.

“Entre un centenar de pinturas, tú puedes reconocer la mía, mi objetivo era: No copiar. Crear un nuevo estilo, … colores claros y luminosos, y devolver  la elegancia a mis modelos.”  Tamara de Lempicka (1898-1980)

Gracias por visitar este blog de moda y viajes.  

Tamara Lempicka

I would say that the first painting with which I fell in love was with “The Birth of Venus” by Botticelli. You will be surprised because it is not a very colorful or expressionist painting; but in those art classes they explained to us how Botticelli had used a new technique to give depth, simply drawing the coast in zig zag in the distance. How simple it seems, right? But Botticelli was one of the pioneers in transforming the two dimensions into three.

My relationship with art comes and goes, I have always liked to enjoy beauty in general and art in particular. But I have not always been able to access art easily except those years when Maggie worked as an art curator when we traveled to see exhibitions and various “parties”.

And today I discover that one of my favorite painters, Tamara Lempicka, had Botticelli as a reference. I already said that the color in “Self-portrait in the green Bugatti” reminded me vaguely of the “Birth of Venus”.

And it turns out that the women in Tamara Lempicka’s portraits are ethereal, their clothes floating and their fingers long, but they are not stylized women, but rather corpulent, a clear influence of Botticelli. Lempicka painted women of iron and sculptural impression, thanks to the marked contrasts of light and shadow, a pioneer of soft cubism.

Tamara Lempicka came from a wealthy family, was born in 1989 in Russia where she also lived in London, Paris, L.A. and N.Y. until finishing his days in Mexico, where he died. Of aristocratic origin it jumped to the fame by its feminine portraits and nudes of women, in full height of the Art Nouveau and Art Deco.

Tamara Lempicka represented strong and independent women. Women aware of their beauty and sensuality but free of their tyranny. Tamara’s muses always have that expression foreign to their beauty and strength. Tamara de Lempicka, as a painter of the high bourgeoisie, not only painted beautiful women but gave importance to their clothes, volumes and the volatility of the clothes they wore .

And although “Self-Portrait in Green Bugatti” is called that, it has a tragic story behind the painter’s side; it was the dancer Isadora Duncan who died asphyxiated when her handkerchief was hooked on the back wheel of a Bugatti, and this is the fact that Tamara painted.

Tamara defended the freedom of women, being owners of their sexuality, was openly bisexual and enjoyed the parties and orgies that were living at that time in the golden age of Hollywood.

Tamara, like many other women, had a hard time exposing her work with her real name. It was not until 1925 when she exposed her face as a woman. Until then in the catalogs it was obvious that the artist was a woman.

I must confess that when I found this skirt-pants I remembered the greenish tones of Botticelli and Lempicka, but what really made me fall in love was its pattern. It has something Phoebe Philo in her Céline stage. A unique piece that I would never have attributed to Inditex. From the beginning it was clear to me that they had to accompany them in Lempicka tones, and nothing like gold and other luminous tones. The scarf is my little tribute to the tragic death of Isadora Duncan.

Memories of a woman free of herself and of others. Passionate, lover of beauty and excess, an authentic bonne vivante. 

Enjoy it.

PS: An exhibition of Tamara Lempicka is planned for the end of this 2018 at the Palacio de Gaviria (Madrid), as soon as I find out about the dates I will let you know in the month’s favorites.

“Among a hundred paintings, you can recognize mine, my goal was: Do not copy. Create a new style, … bright and luminous colors, and return elegance to my models. “Tamara Lempicka (1898-1980)

Thanx for visiting this fashion & travel blog.

 

DSC_3131

DSC_3704

DSC_3164

DSC_3580

DSC_3572

DSC_3490

DSC_3705

DSC_3584

DSC_3677

DSC_3516

Tamara de Lempicka

Pics @grk76

¿Te ha gustado? Puedes seguirme en IG @lachicadelamaleta

Did you like it? You can follow me on IG @lachicadelamaleta

Look:

LLEVO / I AM WEARING:

Camiseta / T shirt

Pantalones /Pants

Zapatos / Shoes

Bolso / Bag Vintage

Pañuelo /Scarf

28 comentarios en “Tamara de Lempicka

    1. A ver, a ver qué no soy ninguna enciclopedia andante, a veces me inspiro en cosas y luego me documento, otras hago el look y al ver más fotos encuentro la relación. Me alegro de que te haya gustado. Eres lo más!

      Me gusta

    1. Gracias! A mí es que Tamara de Lempicka me parece una mujer fascinante , no sé porque en las clases de arte escolares se olvidaron de tantas mujeres artistas, pero oye aquí estoy yo para contároslo. Un besazo y millones de gracias.

      Me gusta

  1. Que maravilloso e interesante post. Me ha encantado la historia del cuadro en el que te has inspirado para el look de hoy. Conocía la trágica muerte de Isadora Duncan, siempre me ha parecido un misterio, y una muerte tonta………Pero lo que cuentas es super interesante. Te han dicho alguna ves que te pareces a Naomi Watts, me recuerdas mucho a ella en algunas de las fotos de este post. Guapísima¡¡¡¡¡¡¡

    Mylovelypeople.com

    Besos desde Miami

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s