Las medias de Julia (Roberts)

Pues resulta que en el Black Friday (ya sé que este post va retrasado) me dije: ¡Ay! Pues igual aprovecho hoy y voy a pillarme unas medias a Calzedonia, aprovechando la rebajilla.

Llego allí que parecía que regalaban algo, ¡cómo estaba la plaza!, y me pongo a mirar. Ni Black Friday ni leches en vinagre, lo que estaba rebajado no eran las medias de uso habitual sino las de fantasía (gracias pero no, yo es que soy más de esconder mis piernas que de adornarlas)

Pero ya que estaba allí me dije, pues igual pruebo unas medias de estas supersónicas que meten tripa, levantan el culo, tornean los muslos y casi casi te ponen un piso en la Sierra.

¡Ea! Me las pillo, sin descuento como no, y el Sábado me las pongo  para hacerme un post de los serios.

El Sábado yo toda contenta abro el paquete y las remiro, a ver qué parte va delante y cuál detrás y ya me dispongo a calzármerlas ¡Joooooobar! Meto las manos, las enrollo como toda buena madre nos enseñó, meto el pie, y empiezo a subírmelas, miento, empiezo a intentar subírmelas. Primera impresión: ¿Me habré equivocado de talla? Yo aquí no entro. Revisó la talla, es la correcta.

Pues sigo, primera fase pasar mis “exiguos” gemelos que se ven reducidos al instante, luego los muslos y luego esa especie de acordeón donde embutes el culo para que lo acabes llevando de chepa.

¡Oye! Objetivo conseguido: ¡Me caben!  Va a ser que sí que afinan la silueta, te parecerá, después de aprobar tercero de contorsionismo… Eso sí, luego me pegué la mañanita preocupada y sin ingerir ni una gota de líquido, pensando en si cuando quisiera hacer pipí iba a tener que pasar por el mismo trauma. Al final, cuando ya no podía más, fui al baño y esta segunda vez ya no tardé 15 minutos en ponérmelas sino sólo 5 (¡oé, oé, oé, oé! he batido mi marca)

Con los usos ya no es tanto sufrimiento, ahora, para el día a día me quedo con mis térmicas que son supercalentitas y me las pongo en un tris.

Estas cositas que tiene la moda, nos quitamos los corsés para que llegaran las medias supersónicas, ya veis, para estar bella hay que sufrir.

 Por cierto ¡Feliz año! que pensaréis que soy una maleducada.

¿Te ha gustado? Sigue mis peripecias en Instagram: @lachicadelamaleta

 

9 comentarios en “Las medias de Julia (Roberts)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s